Datos personales

Mi foto
Fundador y managing partner de Innovative Bioconsulting, una consultora dirigida a empresas biotecnológicas. Profesor de Gestión Empresaria en el Máster de Biotecnología de la Escuela de Negocios Aliter, Madrid, España. Tutor de Emprendedores de IE Business School. Anteriormente ha desarrollado su carrera profesional en el sector biofarmacéutico, con experiencia multinacional y creación de dos empresas. Master en Biotecnología y MBA

martes, 16 de diciembre de 2008

Consejero de ELAN pide que se despida al CEO


Kelly Martin está en la picota. The Street, una publicación on line dedicada a información financiera y bursáitl, ha nombrado a Martin (en la foto) el peor directivo de biotecnología de EE.UU. Podéis ver la noticia aquí. Elan ha perdido el 70 % de su capitalización bursátil desde junio de este año.

La razón detrás de esta caída son los pobres resultados de su fármaco Bapineuzumab que prometía ser el primer tratamiento de la Enfermedad de Alzheimer. Pero no es por esto por lo que se le ha otorgado el dudoso honor de ser el peor CEO. Cualquiera con un mínimo conocimiento del sector sabe que estas cosas ocurren. El problema es que ha engañado a los inversores, especialmente a Wyeth, cuando se sabía que los resultados del Bapineuzumab eran malos. En otras palabras, ha contravenido uno de los "Siete Pecados Mortales del Desarrollo de Negocio" en concreto el séptimo: vender el producto perfecto... cuando no lo es.

Puedo entender la actuación de Martin cuando miro su biografía. Es un hombre con una trayectoria profesional fácil de comentar, 20 años trabajando en Merryl Linch, esto es, en una empresa global y muy prestigiosa del mundo financiero. ¿Y que ha hecho como CEO? Pues lo que sabe hacer ¡captar inversores! El problema es que en la industria bio-farmacéutica hay que dar resultados y no solo financieros.

Un importante inversor de Elan, con un 1% de la compañía, ha pedido al consejo de administración que destituya a Martin. Su nombre, Jack Schuller, antiguo presidente de Abbott Laboratories. La noticia la podéis leer en Fierce Pharma. Schuller acusa a Martin no solo de la mala gestión con el Bapineuzumab sino también de estropear las ventas del producto estrella de Elan, Tysabri (para tratar la Esclerosis Múltiple y la Enfermedad de Chron). Schuller dice literalmente en su carta al consejo que los directivos de Elan carecen de "un entendimiento básico del sector farmacéutico". Y creo que no le falta razón. Martin se ha dedicado a contratar a sus viejos amigos de Merryl Linch como vicepresidentes. Además, también critica a Martin por sus viajes en avión privado y la creación de oficinas por todos lados.

Sin embargo, el consejo de administración de Elan le ha contestado que no está de acuerdo con sus apreciaciones sobre el equipo directivo, que Tysabri es un gran éxito y que los gastos de viaje ¡solo son el 20% de este tipo de gastos! en una carta publicada por el Wall Street Journal.

En mi opinión, el consejo ha hecho algo que está obligado a hacer, defender a sus directivos públicamente si no quiere perder más valor en la bolsa. Eso no quiere decir que estén contentos...
Tengo claros dos puntos:
- Martin ha vendido lo que no es a los inversores, un pecado mortal en este sector
- No es un directivo de biotech o farma. El error de nombrar a un profesional que no entiende del sector ya fue cometido hace unos 20 años por el sector biotech como Cynthia Robbins-Roth denuncia en la página 19 de su magnífico libro “From alchemy to IPO” y que transcribo más abajo, con el agravante de que Martin ni siquiera es un hombre del sector farmacéutico.

No sé si Schuller tiene razón o si realmente Martin merece el deshonor de ser el peor CEO. Sin embargo, los puntos expuestos más arriba me parecen inquietantes por lo que tiendo a pensar que Martin es realmente responsable, junto con su equipo, de lo que se le acusa.


“During the late ’80s, venture capitalists began sponsoring gray-haired senior managers from big pharma to run biotech firms instead of enlisting executives with science backgrounds. Their idea was to jump-start the management team with decades of experience, strong indutry networks, and résumés that looked really good in offering memoranda.
The downside of this strategy quickly became clear-many of these CEOs had been spoiled by their years in the big leagues. They found it difficult to function in an environment that lacked the perks- secretaries who took dictation, hordes of minions, big travel budgets. These execs had never to deal with raising money, working with the press, negotiating with bigger and stronger corporate partners, or handling concerned shareholders- some of the most important relationship for any biotech company. In most cases, their previous firms were always in the driver’s seat when it came to deal making”
Cynthia Robbins-Roth “From alchemy to IPO” p 19


15 comentarios:

  1. Hola a todos!! Estamos de enhorabuena compañeros, todos los que estamos haciendo el máster en biotecnología podemos sentirnos felices al leer este tipo de noticias. El perfil del super directivo capaz de generar grandes cantidades de dinero, de captar accionistas en cualquier esquina, está cambiando. Se comienza a entender que el sector biotecnológico- farmacéutico tiene sus particularidades, y si no las conoces, si no sabes qué estás vendiendo, te puede pasar lo que a Élan.

    Se necesitan directivos que sean capaces de entender qué es y para qué sirve su producto, y que además sea capaz de explicárselo a los inversores, se necesitan directivos que puedan gestionar los recursos de la empresa, dirigir a la plantilla... y todo ello con conocimientos científicos. Y cuantas personas hay con ese perfil?
    Por supuesto que muchas, pero es un mercado en el que nos encontraremos dentro de muy poco tiempo, y en el que no tendremos mucha competencia, así que ánimo que tenemos un brillante futuro por delante!!!
    CARLOS GONZÁLEZ NAVARRO, MASTER BIOTECNOLOGÍA XV EDICIÓN

    ResponderEliminar
  2. Anton romani Faro21 enero, 2009 11:12

    Hola. Queria incidir en la opinion de carlos que en estos momentos se estan buscando personas que sepan de las dos ramas y creo que por el momento no hay demasiadas personas en el sector que que sepan de direigir una empresa y de saber los canmpos de esta empresa por que no solo en el sector farmaceutico necesitan directivos que puedan dominar estos dos campos sino que tambien lo necesitan en otros sectores de la biotecnologia.
    Es importante en mi opinion un perfil economista y que se capten a los inversores pero si a estos no se les dicen las ventajas y los inconvenientes del sector es muy dificil que los resultados se den tanto a medio como largo plazo.

    ResponderEliminar
  3. josé antonio anaya de la rosa21 enero, 2009 22:49

    Hola a todos. No creo tanto que sea cuestión de formación si no más de aptitud. En esta vida nos cansamos de etiquetar a las personas en función de lo que hayan estudiado o donde lo hayan hecho, y eso no es más que un error. lo importante es como estudiamos y cómo lo hacemos. esto viene a colación de que en el trabajo, al igual que en la formación académica todo depende de como hacemos las cosas. No achaco el error de su desconocimiento a Martin, si no su falta de formación en el tema. Ramón y Cajal, nos recuerda a lo largo de su vida, que el talento sólo es la 1% de nuestroéxito que el resto se consigue con trabajo, con esfuerzo, con superación y con sinceridad. Sin duda estos atributos son los que le han faltado Martín.

    Por tanto lo importante es formarse, esforzarse por que tu empresa adquiera sus metas, ya que te sentirás identificado con ella.

    ResponderEliminar
  4. Eva Hortas Álvarez22 enero, 2009 01:24

    Hola a todos!
    Evidentemente Carlos está en lo cierto. Descubierto lo necesario para triunfar veo necesario tomar las medidas oportunas para ese camino. Creo que el sistema educativo que hay hoy en España tiene muchas lagunas, y entre todas ellas destaco que no se encuentra a la altura de la demanda profesional. Centrándome en la educación universitaria (no me quedaría corta si hablara de que es lo que se enseña ahora en un colegio)echo en falta por ejemplo unos conocimientos en finanzas, al fin y al cabo todos acabaremos pidiendo uan hipoteca y estaría bien entender lo que te dicen o el porque te la rechazan, echo de menos una educación en la informática, en el inglés...y encambio creo que sobran otras tantas cosas. Antes se decía que la informática y el inglés eran las herramientas del futuro, !señores, nosotros somos el futuro, somos el presente! y para proseguir por el camino nos es necesario todo, no se a que se espera el Gobierno...pero así día a día salen esos "magníficos profesionales". El éxito muchas veces esta en el saber, en la cultura aplicado a cada rama de un sector; y asi a lo mejor este directivo si hubiera sabido más , se hubiera culturizado de como es este terreno, a mejor sus pisadas hubieran recorrido otro sendero. No desaprovechemos esta oportunidad que nosotros si hemos querido y podido elegir.
    !Una vez terminado el juego el rey y el peón vuelven a la misma caja! asi que no nos asustemos por los grandes directivos que dicen que a su manera también triunfaron y aprovechemos esta laguna formativa para que entre todo ello nosotros podamos disfrutar de nuestra carrera profesional ya que aprendimos que en esta vida ser mucho de algo no sirve de nada, pero que saber algo de todo a lo mejor nos permite llegar más lejos.

    ResponderEliminar
  5. Creo que es un honor lo que ha conseguido este hombre. Muchos otros han conseguido mejores resultados y nunca se ha hablado de ellos, cosa que sí ha conseguido nuestro protagonista.
    No, en serio, no me gustaría estar en su lugar.
    Sin embargo, esto no es algo aislado. Creo que la dirección de empresas es el punto más débil de la empresa española. La cantidad de personas que únicamente quieren conseguir un puesto y a partir de ahí a vivir es innumerable. Además están los que vienen con mucha fuerza pero no se preocupan de estudiar lo que están haciendo o conocer en dónde se meten. También los que por movimientos del mercado y costumbres acaban ocupando esos puestos pero realmente no son los más preparados. Y así muchos más casos.
    Creo que lo primero que debe cambiar es la mentalidad de los ejecutivos. Y me refiero a los ejecutivos españoles. En este sentido y por una extraña razón, fruto quizá de nuestra historia y nuestros conocidos defectos, estamos cayendo en errores para mi gusto predecibles y evitables.
    Confío en que este comportamiento cambiará y poco a poco consigamos tener un sector ejecutivo fuerte y de confianza. El tiempo lo dirá y espero que formemos parte de ese cambio. ¡A por ellos!
    Alesio

    ResponderEliminar
  6. Hola a todos:

    Coincido en muchas de las cosas que se han dicho aquí, como que es necesaria una formación empresarial complementaria a la tecnológica que ya traen consigo muchos ingenieros o profesionales del área "bio" para triunfar en los negocios. Estoy de acuerdo también en que uno de los principales culpables del fracaso empresarial es la escasa apuesta de las universidades por una formación integral de los tecnólogos. En los tiempos actuales no se entiende que un CEO o cualquier otro cargo directivo de una empresa biotech o pharma no posea, al mismo tiempo, conocimientos técnicos y empresariales, y tal es así que cada vez son más los estudiantes que solicitan una formación en negocios cuando terminan sus respectivas licenciaturas. En mi opinión es muy importante que existan escuelas de negocio que cubran estas necesidades, pero, en un estadio anterior, debería ser la propia universidad quien preparase la transición desde sus aulas a los master y de ahí a la empresa.

    A corto-medio plazo, en los próximos años, creo que van a surgir muchas oportunidades para personas como nosotros, licenciados en ciencias de la vida o ingenieros con formación adicional en gestión empresarial. Estaremos más capacitados para cubrir las expectativas de las empresas de nuestro sector, lo que redundará en el éxito de las mismas y en el nuestro propio.

    ¡Ojalá a todos nos vaya muy bien!

    Saludos.

    José Miguel Biscaia. Maste Bio. XV (grupo tarde)

    ResponderEliminar
  7. Hola gente, estoy al 100 % con Miguel, creo que en las universidades se debería fomentar la cultura empresarial. Nodigo que en carreras como Biología se den clases de finanzas, pero si que se debería preparar a los alumnos para enfrentarse al mundo laboral que les espera al acabar la carrera. Tal vez se podrían dar clases de Excell usando datos económicos, como afrontar una entrevista de selección o cómo realizar un resumen ejecutivo. Creo que todo eso no supondría muchas horas, y sería eminentemente práctico.

    Yo por mi parte hubiera cursado esa asignatura en vez de alguna otra realmente inservible, eso si, muy científica.

    En las universidades no se enseña nada del "mundo exterior". Están demasiado encerrados en su burbuja, la de la investigación y la publicación. Y por lo tanto, la enseñanza que se imparte va en la misma dirección. Espero sinceramente que alguno de mis compañeros lleguen a ser algún día gente con responsabilidad en la universidad y cambie esta situación.

    Gracias

    CARLOS GONZÁLEZ NAVARRO
    MASTER BIOTECNOLOGÍA ALITER, XV EDICIÓN

    ResponderEliminar
  8. María Ruiz Biotech XV29 enero, 2009 16:01

    Muy buenas!
    Personalmente opino que un buen directivo no tienen que saber todo de todas las cosas. Su principal característica tiene que ser la flexibilidad y capacidad de aprender rápidamente, para así saber adaptarse a los cambios.
    Cualquier directivo tiene que saber de dos cosas: su empresa y su sector. Por tanto, además de ser capaz de llevar la gestión y financiación de la empresa, deberá comprender cómo funciona el sector, cuáles son sus principales drivers, pero sobre todo, cuáles son sus posibles cambios y evoluciones, ya que dependiendo de cómo nos enfrentemos a estas situaciones, encontraremos ahí nuestras oportunidades o amenazas.
    Por tanto, la primera misión para cualquier directivo, provenga del sector que provenga, es informarse y formarse tanto de su empresa como del sector en el que se encuentra.
    …si cualquier persona con un poco de sentido común es capaz de llegar a esta conclusión, y el señor Martin fue incapaz de hacerlo, puede ser que no se mereciera el puesto!

    ResponderEliminar
  9. Yo también despediría al CEO de Elan, no se debe nunca mentir a la hora de hacer negocios, es mejor perder inversores que credibilidad. En el sector biotecnológico es entendible que no se obtengan los resultados deseados cuando se prueba un fármaco, ocultarlos o mentir sobre ellos es un error, ya que siempre acabará conociéndose la verdad y traerá resultados negativos para la empresa.

    Estoy de acuerdo con Eduardo en que Martin es culpable de lo que se le acusa, pero es entendible su comportamiento si pensamos en que ha desarrollado su carrera en una grande empresa del mundo financiero y no tiene conocimiento del sector biotecnológico.

    Uno de los principales problemas de este sector es la falta de especialización, tanto de los administradores de las empresas como de los inversores. Las empresas biotecnológicas deben ser analizadas de manera diferente a como se hace con empresas de sectores más tradicionales. Es muy importante tener conocimientos de gestión biotecnológica, ya que es primordial que las personas dedicadas al desarrollo de negocio conozcan el sector.

    Isabel Guerrero Molina
    Biotecnología XV (tarde)

    ResponderEliminar
  10. Hola, como dice Isa, yo despediría a ese tipo de Elan, pero también despediría a quien lo puso en ese puesto.Además todo esto me da pie para hacer una reflexión que ya se hizo en el III Foro de Capital Riesgo.

    Para los inversores ver ese CEO entre el equipo gestor sería muy bueno, y haría a la compañía mas atractiva a sus intereses. Porque ellos no entienden de biotecnología!!! Alguien que se conozca el campo sabría que ese CEO no sabía dónde se metía, y que tarde o temprano habría problemas con eso.

    El caso es que estamos continuamente hablando de nuestra formación, de hacer planes de negocios atractivos, del capital riesgo como nuestro salvador... pero por parte de los inversores también debería haber un poco de especialización, para entrar en el mercado de la biotecnología tal vez tengan que prepararse un poquito. Lo que sería bueno parea todo el mundo, porque asi ellos entenderían mejor nuestros proyectos, nosotros no necesitaríamos un esfuerzo extra para explicárselo.

    Gracias.

    CARLOS GONZÁLEZ NAVARRO, MASTER BIOTECNOLOGÍA ALITER, XV EDICIÓN

    ResponderEliminar
  11. Hola Colegas,

    Quisiera compartir con ustedes una historia que llegó a mi por casualidad hace algún tiempo, que biene muy bien en esta época de crisis y sobre todo de desiciones para los que estamos realizando el máster y simplemente queremos o nos vemos obligados a hacer un cambio en nuestras vidas: http://www.tu.tv/videos/quien-se-ha-llevado-mi-queso también se puede encontrar el libro fácilmente por internet.
    Es un cuento muy interesante que habla acerca de los procesos de cambio y de las oportunidades. Espero que sepan sacar el mejor provecho.
    Por otro lado, considero que los que estamos realizando el máster en Biotecnología somos unas personas privilegiadas, que tenemos la gran fortuna de formarnos de manera integra tanto en el campo científico como empresarial, por eso mismo somos unos profesioneles completos, además, el hecho de contar con profesores que estén vinculados en estos dos sectores nos da una visión global y real del estado del sector biotecnológico. Todos estos factores favorables nos conducen a no cometer errores que se pudieran prevenir por una mera falta de formación e información.


    Un buen día a todos,

    Diana Carolina Mayorga Ortíz
    Master en Biotecnología - XV Edición

    ResponderEliminar
  12. Hola a todos, Martín es un empresario que tiene su formación profesional en el campo de las finanzas eso es cierto, pero también es cierto que cuando se asume la responsabilidad de un cargo en una empresa se debe primero adquirir toda la información pertinente del tema ( riesgos, beneficios, estado del arte, etc.) cosa que llevan muy deportivamente las personas que consideran que poseen una gran trayectoria laboral y que su experiencia adquirida será suficiente para enfrentar nuevos retos dejando de lado lo más importante "conocer y aprender continuamente para no caer derrotado frente a la novedad". La mentira en una empresa es algo que no se admite; pero, no se perdona la mentira a los inversores y accionistas, y no se puede escudar detrás de lo que no se deja conocer a la competencia, ya que la mentira en este caso, puede ser justificada por cuestiones de debilidad de la empresa pero bueno... esto es otra cosa.

    Creo que lo mejor que se debe hacer en estos casos es que la empresa enfrente el problema y realice cambios internos en la dirección de la empresa, o sea tome cartas sobre el asunto y que salgan quienes tengan que salir sin poner en manifiesto lo que esta claro.

    Por otra parte, esto sirve como motivación para las escuelas de Biotecnología para que formen estudiantes capacitados no sólo para la invención y la investigación también en el sector empresarial, orientado siempre hacia el emprendimiento y el conocimiento integral del medio Biotecnológico. De esta forma se correrá menor riesgo en el lanzamiento de un nuevo producto al mercado ya que se estaría disminuyendo las probabilidades de fracaso financiero en el campo correspondiente.

    Didiana Jaramillo

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola a todos!
    Me resulta muy curioso el caso que nos plantea el profesor Eduardo, ya que pese al poco tiempo que llevamos en el Master de Biotecnología, hemos escuchado ya varios casos similares. Las empresas que hacen biotecnología son faciles de encontrar y categorizar en el sector biotecnológico, sin embargo la historia no es la misma para aquellas empresas que realizan I+D, ya que resulta complicado entenderlas y por ende gestionarlas. Profesionistas con amplia experiencia en administración de empresas tienen la capicidad de hacerlo, pero probablemente no sean capaces de entenderlas.
    Los profesionistas da la ciencia, ven en la gestión como algo tedioso y carente de imaginación. Pese a eso, algunos cientificos hay visto en la gestión un complemento a su formación y con un poco de preparación demuestran que la gestión puede llegar a ser un opción laboral. Esto deja a las empresas biotecnológicas tranquilas ya que tendran a futuros directos que entenderen el "know how" del negocio.

    Para terminar, me gustaria hacer una comparación entre las mujeres y la empresas biotecnológicas. Se dice que a las mujeres hay que quererlas y no tratar de entenderlas; para las empresas biotecnológicas no basta con quererlas también hay que entenderlas.
    Saludos a todos.
    Bernardo Damián Sandoval Alejos. Biotecnologia XV Edición

    ResponderEliminar
  14. Buena tarde,

    Como se ha comentado, sobre Martin, CEO de esta Biotech, no se justifcan sus errores por la falta de conocimiento, pero sí es importante resaltar la experiencia que le precede. Porque la experiencia es en cierta manera una línea que marcará el desenvolvimiento futuro. Es cierto que si una persona ha se ha desenvuelto bien en un determinado puesto para cierta área, lo cual no significa que hará lo mismo en un área diferente. Aunque siempre existen excepciones. De ahí la importancia de seleccionar con mucho cuidado a las personas que se desempeñarán dentro de la empresa.

    En este caso me parece, personalmente, que es un error de la compañía, una falla en la selección de sus recursos humanos de acuerdo a los intereses que se persiguen. Porque si bien es cierto que no se sabe como reaccionará una persona ante determinada situación o puesto laboral, en este caso Chief Executive Officer, también es cierto que la organización debe procurarse a las personas más adecuadas para formar suu equipo de trabajo.

    Independientemente de esto, y si Martin no disponía de la sensibilidad y conocimiento necesario para contribuir con el crecimiento de la biotecnológica, no se justifica el mentir. Es preferible que cometa errores, pero que los acepte y pierda su trabajo, a mentir, porque entonces pierde toda credibilidad y termina por arruinarse a sí mismo y a su carrera profesional.

    ResponderEliminar
  15. Alejandro Rodríguez26 diciembre, 2009 20:19

    Hola,

    Creo que ya hemos comentado acerca de esta problemática en el comentario que te entregamos.

    En este caso, no es por exculpar al individuo en cuestión ni mucho menos (debería ser despedido por irresponsabilidad y por dañar la imagen coorporativa), pero simplemente se aprovecha de una gran debilidad del sector. Se necesita mucha formación científica para emitir juicios de valor con rigor sobre resultados y prespectivas, pero a su vez por su potencialidad las perspectivas se pueden manipular para que sean halagüeñas. En definitiva, es posible "vender la moto" en detrimento de proyectos buenos. Como en todos los negocios, estos personajes siempre aparecen, pero este sector no se puede permitir ni uno de ellos, por lo que abogaría por una gran regulación y requisitos para los cargos del sector. De ello depende mucho del desarrollo tecnológico de los países.

    Saludos. Alejandro

    ResponderEliminar